Loading...

jueves, 31 de enero de 2013

Los Vedas*•.¸¸.•*´¨`*•.¸

Se denomina Vedas (literalmente ‘conocimiento’, en sánscrito) a los cuatro textos más antiguos de la literatura india, base de la desaparecida religión védica (que fue previa a la religión hinduista).
En la actualidad, en la India se considera que el mítico sabio Viasa escribió los cuatro Vedas. Incluso su nombre completo, Veda-Viasa, significaría que él bifurcó (vi: ‘dividió en dos’, o en cuatro) el Veda único (el Rig-veda, de mediados del II milenio a. C.). En efecto, la mayor parte del Sama y el Iáyur-veda (los dos Vedas siguientes, con unos pocos siglos de diferencia) contienen texto del Rig-veda. El Átharva-veda en cambio parece ser parte de otra tradición. Cada himno de los Vedas provee el nombre de su autor (Anguiras, Kanua, Vásishtha, Vishuámitra, etc.). Probablemente se trata de clanes más que de autores individuales.En conjunto, los cuatro Vedas, las decenas de Upanishads y el Vedanta-sutra se llaman sruti (‘lo escuchado’), la revelación comunicada oralmente por Dios a algunos sabios en el pasado. Se usa este término śruti en contraposición al de smriti (‘lo recordado’) que es el resto de la literatura hinduista: los Puranas, los Itijasa (historias, como el Majábharata y el Ramaiana), etc., que se consideran explicaciones escritas por el mismo Viasa para ayudar a los humanos a entender los crípticos Vedas. Los tres primeros Vedas fueron la división principal original, también llamada traí (trayī: ‘[la] triple’), esto es: el Rig-veda (el recitar poético),el Iáyur-veda (uso del sacrificio) y el Sama-veda (cánticos). Esta triplicidad se introduce en los textos bráhmanas (en el Shatapatha-bráhmana, Aitareia-bráhmana y otros), pero el Rig-veda es el único trabajo original de los tres, que junto a los otros dos desarrollan el concepto.
Los Vedas son la Fuente Original del Conocimiento. No existe ninguna rama del Conocimiento, ni mundano ni trascendental, que no pertenezca al texto original de Los Vedas. Por consiguiente nadie puede decir que posee un conocimiento independiente que está más allá de Los Vedas. Por todo ello se dice que Los Vedas se asemejan al árbol de los deseos, pues contienen todas las cosas que un hombre desearía conocer. Ellos tratan tanto de las necesidades mundanas, como también de la COMPRENSIÓN ESPIRITUAL .LosVedas contienen Los Principios Regulados del Conocimiento, que abarcan temas sociales, políticos, religiosos, económicos, militares, medicinales, químicos, físicos y metafísicos, y todo lo que pueda ser necesario para mantener el cuerpo y el Alma juntos. En Los Vedas se describe por ejemplo, la ejecución en forma regulada de las actividades piadosas, el desarrollo económico, la satisfacción de los sentidos y la liberación del cautiverio material; para que no exista una competencia desmedida en pos de la complacencia de los sentidos, los cuales constituyen la base de la vida materialista. Más, por encima de todo eso, hay indicaciones específicas para la Comprensión Espiritual. El Conocimiento Regulado lleva consigo una elevación gradual de la entidad viviente a la Plataforma Espiritual; y la Comprensión Espiritual más elevada que existe la constituye el Conocimiento de que Krishna, la Personalidad de Dios es el Manantial de todos los Sabores Espirituales o RASAS. Es decir que Los Vedas engloban la Búsqueda y el Encuentro Amoroso del hombre con el Supremo Señor Sri Krishna, la Fuente Inagotable de todo Placer. Y esta Relación de Amor y Devoción hacia el Señor Supremo constituye la parte más confidencial de todo el Conocimiento Védico. Esta es la conclusión final, llamada también Siddhantha.
El Conocimiento Védico es considerado Eterno, pero debido a que el cosmos material está en constante flujo (o cambiando constantemente), las Enseñanzas Védicas necesitan ser repetidas y corroboradas. De hecho, la Tradición Védica necesita de trabajos adicionales autorizados que transmitan el Mensaje Védico de acuerdo a la época y el lugar. Sin embargo, para ser genuinos, estas extensiones de la Literatura Védica deben estar en acuerdo estricto con las doctrinas de Los Vedas, los Puranas y el Vedanta Sutra. Es decir, que para ser aceptadas como Védicas, esta literatura debe mantener el mismo propósito de los Textos Védicos Originales. Las Escrituras Védicas o Sastras son un todo armonioso con una conclusión armoniosa que se llama Siddhantha. Por consiguiente, debemos aceptar como Escritura Védica genuina a cualquier trabajo que conserve el Siddhantha Védico sin cambiar su significado, inclusive si dicho trabajo no es una de las escrituras originales. La Literatura Védica no está muerta ni es arcaica. No obstante, cualquier literatura que se desvíe del Siddhantha Védico no puede considerarse védica; como por ejemplo el Budismo, el Jainismo y el Sikhismo, que aunque definitivamente surgan de la Literatura Védica, no son considerados védicos. Incluso la concepción del Hinduísmo es ajena a la Conclusión Védica. / ESTADOS DE CONSCIENCIA SEGÜN LOS VEDAS Los Siete Estados de Consciencia, según los Vedas Según los Vedas, existen siete estados de conciencia. Con el tiempo reconoceremos y comprenderemos los estados expandidos de conciencia y, cuando lo hagamos, conceptos tales como sincronicidad, telepatía, clarividencia y conocimiento de vidas pasadas serán aceptados por todos. Cada estado sucesivo nos acerca al ideal de iluminación. Todos experimentan los primeros tres estados básicos (sueño, vigilia y onirismo) pero por desgracia la mayoría nunca va más allá de ellos. El primer nivel de conciencia es el sueño profundo. En el sueño profundo tenemos cierta conciencia: respondemos a estímulos como sonido, luz brillante o sensaciones táctiles, pero en general nuestros sentidos es tan embotados y hay muy poca cognición o percepción. El segundo estado de conciencia es el onírico. Estamos un poco más despiertos y un poco más alertas que durante el sueño profundo. Cuando soñamos tenemos experiencias: vemos imágenes, escuchamos sonidos, incluso pensamos. Mientras soñamos, el mundo de nuestros sueños parece real, importante y pertinente. Es sólo cuando despertamos que reconocemos al sueño como una realidad confinada, al momento en el que estábamos soñando y quizá no directamente relevante como nuestra vida de vigilia. El tercer estado de conciencia es la vigilia. Es en el que estamos casi todo el tiempo. La actividad cerebral mensurable es muy diferente a la de los estados de sueño profundo y onirismo. El cuarto estado de conciencia ocurre cuando logramos echar un vistazo al alma, cuando trascendemos, cuando estamos absolutamente quietos y tranquilos, aunque sea por una fracción de segundo, y tomamos conciencia del observador que está dentro de nosotros. Este estado de conciencia se presenta durante la meditación, cuando percibimos los huecos, esos tranquilos momentos que están entre nuestros pensamientos. Las personas que meditan regularmente tienen esta experiencia cada vez que meditan. Como resultado, su estado del yo se expande. El cuarto estado de conciencia también produce sus propios efectos fisiológicos. Los niveles de cortisol y adrenalina descienden, el estrés se reduce, la presión sanguínea disminuye y las funciones inmunológicas se agudizan. Los investigadores han demostrado que cuando percibimos el hueco que está entre los pensamientos, la actividad cerebral es muy distinta a la que tenemos cuando simplemente estamos despiertos y alertas. Esto significa que el hecho de atisbar el alma produce cambios fisiológicos en el cerebro y el cuerpo. En este cuarto estado de conciencia, así como podemos echar un vistazo al alma, también podemos ver los inicios de la sincronicidad.
El quinto estado de conciencia recibe el nombre de conciencia cósmica. En este estado tu espíritu puede observar tu cuerpo material. Tu conciencia va más allá de la vigilia de tu cuerpo y del atisbo del alma; tiene conocimiento cabal de tu lugar como parte del espíritu infinito.Aun cuando tu cuerpo está dormido, tu espíritu, el observador silencioso, mira al cuerpo en sueño profundo, casi como una experiencia fuera del cuerpo. Cuando eso ocurre hay una conciencia atenta y observadora, no sólo cuando duermes y sueñas, sino también cuando estás completamente despierto. El espíritu observa y tú eres el espíritu. El observador puede ver el cuerpo que sueña y el sueño, en forma simultánea. Aqui en este estado es cuando la sincronicidad empieza a manifestarse con toda su fuerza. En este estado, te das cuenta de que una parte de ti está vinculada con todo. Experimentas plenamente tu unidad con todo lo que existe. Tu intuición, tu creatividad y tu conciencia aumentan. Las investigaciones muestran que cuando alguien ha alcanzado un estado de conciencia cósmica tal que tiene esta experiencia de observación, aun cuando esté ocupado en otras actividades, sus ondas cerebrales semejan a las que se producen durante la meditación. Estas personas pueden estar jugando fútbol, pero sus ondas cerebrales son idénticas a las de una persona que está meditando. El sexto estado de conciencia se llama conciencia divina. En éste, el observador está cada vez más y más alerta. En la conciencia divina no sólosientes la presencia del espíritu en ti, sino que empiezas a sentir ese espíritu en todos los seres. Ves la presencia del espíritu en las plantas.En última instancia, sientes la presencia del espíritu en las piedras.Reconoces que la fuerza que anima la vida se expresa en todos los objetos del Universo, tanto en el observador como en lo observado, tanto en el espectador como en el escenario. Esta conciencia divina nos permite ver la presencia de Dios en todas las cosas. Las personas que están en un estado de conciencia divina son capaces de comunicarse, incluso, con los animales y las plantas. Éste no es un estado de conciencia constante para la mayoría. Entramos y salimos de él. Sin embargo, los grandes profetas y videntes, entre ellos Jesucristo, Buda, muchos yoguis y muchos santos, vivieron en la conciencia divina.
El séptimo y último estado de conciencia, el objetivo final, se llamaconciencia de unidad. También puede llamársele iluminación. En la conciencia de unidad, el espíritu de quien percibe y el de lo percibido se funden y se convierten en uno. Cuando esto ocurre, vemos el mundo como una extensión de nuestro propio ser. No sólo nos identificamos con nuestra conciencia personal sino que vemos que el mundo entero es una proyección de nuestro ser. Hay una transformación completa del yo personal al yo universal. En este estado, los milagros son comunes pero no son necesarios porque el reino infinito de posibilidades está a nuestro alcance en todo momento. Trascendemos la vida. Trascendemos la muerte. Somos el espíritu que siempre fue y siempre será....Orientar, expandiendo Conciencias*•.¸¸.•*´¨`*•.¸

Golpe de Calor✽¸¸.•*`*•.¸✤ •❀

Si bien este cuadro puede afectar a personas de cualquier edad, los grupos de mayor riesgo son los niños, que no expresan sus síntomas con facilidad, y los mayores de 65 años.
Para disminuir las chances de su aparición se sugiere: • Aumentar el consumo de líquidos sin esperar a tener sed para mantener una hidratación adecuada. • Evitar exponerse al sol en exceso, ni entre las 10 y las 17. • Usar cremas de pantalla solar con factor 15 o más y renovar periódicamente la protección ante el contacto con el agua o transpiración. Hay que tener en cuenta que los productos autobronceantes no dañan, pero tampoco protegen. • Evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas. • No ingerir comidas muy abundantes; en su lugar, consumir verduras y frutas. • Reducir la actividad física. • Usar ropa ligera, holgada y de colores claros; sombrero y anteojos oscuros. • Permanecer en espacios ventilados o acondicionados.
Cómo actuar ante los primeros síntomas Las principales manifestaciones del golpe de calor son dolores de cabeza, vértigos, náuseas, confusión, convulsiones y pérdida de conciencia, piel enrojecida caliente y seca, respiración y pulso débil, y elevada temperatura corporal (entre 41 y 42 grados centígrados). Como no existe un tratamiento farmacológico contra este cuadro, el entorno debe asistir al afectado con métodos clásicos: • Trasladar al afectado a la sombra, a un lugar fresco y tranquilo. Hacer que mantenga la cabeza un poco alta. • Intentar refrescarlo mojándole la ropa, aplicarle hielo en la cabeza, darle de beber agua fresca o un poco salada, y solicitar ayuda médica.,....Orientar, expandiendo Concienciasr✽¸¸.•*`*•.¸✤ •❀