Loading...

viernes, 30 de abril de 2010

Informe:"Trabajo y Discapacidad" (datos de OIT, en este 1º de Mayo)..


(Planta Panasonic)
El trabajo decente, de calidad, es el modo más efectivo de romper el círculo vicioso de la marginalización, la pobreza y la exclusión social.....
Las personas con discapacidad se ven atrapadas en este círculo con frecuencia, y es necesaria la acción positiva para ayudarlos a salir de esa situación.
Las barreras que enfrentan las personas con discapacidad al obtener un empleo o al asumir su papel en la sociedad pueden y deben ser superadas a través de políticas, reglamentos, programas y servicios.

El Programa de discapacidad de la OIT promueve la igualdad de oportunidades y trato para las personas con discapacidad en readaptación profesional, capacitación y empleo, como está reflejado en el Convenio Nro. 159 sobre la readaptación profesional y el empleo (personas inválidas), 1983, y el Repertorio de recomendaciones prácticas sobre gestión de las cuestiones relacionadas con la discapacidad en el lugar de trabajo adoptado en 2001. La OIT busca aumentar el conocimiento sobre la capacitación y el empleo de personas con discapacidad, y para ello realiza investigación aplicada relacionada con políticas y prácticas, compila y disemina información, publica guías y manuales, y patrocina otras investigaciones e informes sobre el tema.
Viet Nam (OIT EnLínea)
De niña, Vo Thi Hoang Yen se vio afectada por el síndrome post polio. Puede recorrer sólo pequeñas distancias a pie ayudada de muletas; para distancias más grandes, necesita una silla de ruedas. Sin embargo, la disminución de su movilidad no le ha impedido lograr más de lo que otras personas sin discapacidad. En noviembre 2009, recibió el Premio en Memoria de Kazuo Itoga por su excepcional labor en la promoción de los derechos de las personas con discapacidad.

Vo Thi Hoang Yen fue elegida para recibir el Premio por la manera en que ha dedicado su vida a favor de la inclusión de las mujeres y hombres con discapacidad en todos los niveles de la sociedad. En la actualidad, es profesora de la Universidad Abierta de Ciudad Ho Chi Minh y Directora del Centro de Desarrollo de Recursos de Discapacidad. Pero tuvo que superar muchos obstáculos para llegar al lugar adonde se encuentra hoy.

Aunque había pasado el examen de admisión en la Universidad de Economía en Ciudad Ho Chi Minh, no la aceptaron debido a su discapacidad física. Defendió su causa y fue admitida, pero le advirtieron que después de su graduación no tendría garantizado un empleo en la administración pública, una práctica normal con los licenciados.

En 1990, después de obtener su título, a Vo Thi Hoang Yen le ofrecieron un empleo como jefa contable en una empresa de capital mixto, pero cuando se supo de su discapacidad, la rechazaron. Como no podía tener un empleo regular, decidió formarse como profesora de inglés, y en 1999 obtuvo el título de Docente de Inglés en la Universidad de Pedagogía.

En 2001, la Fundación Ford le confirió una beca para estudiar en la Universidad de Kansas, donde obtuvo una Maestría en Desarrollo Humano en 2004. De regreso en Viet Nam, y con el apoyo de la Fundación Ford, estableció en 2005 el Centro de Desarrollo de Discapacidad en Ho Chi Minh. Lo que fue concebido como un proyecto piloto de dos años, aún continúa.



“En el año 2000 busqué información para personas con discapacidad, pero no encontré ninguna”, dijo Vo Thi Hoang Yen. “A partir de ese momento, mi sueño fue el de establecer un centro de información para personas con discapacidad”.

El proyecto tiene como objetivo sensibilizar el público y las personas con discapacidad sobre sus derechos y habilidades, y ayudar a las personas con discapacidad a desarrollar sus capacidades.

En el mundo hay cerca de 470 millones de personas con discapacidad en edad de trabajar, 238 millones de las cuales viven en Asia. En Viet Nam, hay más de cinco millones, que equivalen al 6 por ciento de la población.

Si bien muchos están empleados y plenamente integrados a la sociedad, un número excesivo se ve afectado por el desempleo, bajos ingresos y pobreza. Con frecuencia, estas personas están relegadas a trabajos en el sector informal, de bajo nivel y bajos salarios, con escasa seguridad social y legal, o segregados del mercado formal de trabajo. Muchos están subempleados, lo cual perjudica su autoestima y puede generar desaliento y abandono.

Esta exclusión de las oportunidades de trabajo decente priva a las sociedades de entre 1,37 a 1,94 billones (millones de millones) de dólares anuales en términos de PIB(Note 1). Por lo tanto, ofrecer trabajo decente a las personas con discapacidad tiene sentido tanto desde el punto de vista económico como social.

Entre las personas con discapacidad, los hombres tienen el doble de posibilidades de obtener trabajo que las mujeres. Además, la discapacidad tiene un impacto en la tasa de participación en la fuerza de trabajo de muchas mujeres, ya que en la mayoría de las sociedades, ellas siguen siendo las principales encargadas del cuidado de familiares.

Si bien se ha realizado poca investigación sobre mujeres con discapacidad en Asia, existe evidencia suficiente para probar la discriminación que enfrentan en varios rubros: acceso a la educación primaria y secundaria, asistencia médica, información, formación profesional, préstamos, empleo y trabajo decente.

Las mujeres con discapacidad viven vidas aisladas, y el estigma y la discriminación inhiben su participación plena, eficaz y equitativa en la sociedad. Con frecuencia están confinadas en centros que ofrecen formación en habilidades convencionales de importancia menor. En las zonas rurales, las convicciones tradicionales y la falta de oportunidades dan lugar a una mayor segregación.

“La experiencia demuestra que cuando las mujeres y hombres con discapacidad encuentran trabajos que corresponden a sus capacidades e intereses, pueden contribuir de manera significativa en el lugar de trabajo”, dijo Bill Salter, Director de la Oficina Subregional para Asia Oriental en Bangkok.

El proyecto INCLUDE de la OIT (abreviación de su título en inglés “Promoting Decent Work for Persons with Disabilities through a Disability Inclusion Support Service”) se concentra en la defensa y promoción del trabajo decente para las personas con discapacidad. INCLUDE ayuda a los países a pasar de un enfoque que ofrece políticas y servicios para las personas con discapacidad de forma separada, a uno que promueva su participación plena e inclusiva. Además, apoya la participación de las mujeres con discapacidad en el desarrollo empresarial. Hace poco INCLUDE, que es patrocinado por Irish Aid, inició programas en Camboya, la República Popular Laos y Viet Nam.

INCLUDE es implementado en colaboración con el Programa Desarrollo de la Iniciativa empresarial de la Mujer e Igualdad de Género (WEDGE).
Serbia: Empleo para personas con discapacidad
Hasta hace poco en Serbia, las personas con discapacidad enfrentaban muchas barreras para acceder a un trabajo decente. Cuando este país balcánico aprobó su ley de discapacidad en 2009, la Organización Internacional del Trabajo creó un programa piloto para sensibilizar a 100 empresas sobre las personas con discapacidad y el trabajo. La OIT pudo responder de manera rápida gracias a su Cuenta Suplementaria del Presupuesto Ordinario (CSPO) - un fondo creado a partir de las contribuciones voluntarias de los Estados Miembros. El CSPO, creado en 2008, ha sido un elemento fundamental para hacer frente a la crisis económica y a la necesidad de expandir la capacidad de la OIT para promover el trabajo decente..............
ORIENTAR EXPRESA PUBLICAMENTE SU ADHESION AL TRABAJO DECENTE...
pero que es TD?
El trabajo decente resume las aspiraciones de las personas en su vida laboral, aspiraciones en relación a oportunidades e ingresos; derechos, voz y reconocimiento; estabilidad familiar y desarrollo personal; justicia e igualdad de género.
Las diversas dimensiones del trabajo decente son pilares de la paz en las comunidades y en la sociedad....
El trabajo decente puede ser sintetizado en cuatro objetivos estratégicos: principios y derechos fundamentales en el trabajo y normas laborales internacionales; oportunidades de empleo e ingresos; protección y seguridad social; y diálogo social y tripartismo. Estos objetivos tienen validez para todos los trabajadores, mujeres y hombres, en la economía formal e informal, en trabajos asalariados o autónomos; en el campo, industria y oficina; en sus casas o en la comunidad.
"El trabajo decente es fundamental en el esfuerzo por reducir la pobreza, y es un medio para lograr un desarrollo equitativo, inclusivo y sostenible......"
Estamos COMPARTIENDO,
estamos, Expandiendo Conciencias,
estamos apuntando a la IGUALDAD,
Creemos que "TODOS...somos UNO"

No hay comentarios:

Publicar un comentario