Loading...

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Vacaciones con hijos adolescentes¤.¸*¨¨*¤.¸¸...¸.*¨¨*¸.¤.¸.¤.¸

Las familias con hijos adolescentes tienen que hacer frente en verano a una serie de contrariedades desde cómo viajar con un adolescente que sólo desea estar con sus amigos, a cómo organizar el verano si él ha suspendido alguna asignatura, o cómo hacer para que aproveche las vacaciones de forma activa. A pesar de todo esto, es una época en la que disponemos de más tiempo libre y, por tanto, es un buen momento para buscar un acercamiento con nuestro hijo....
Comunicación……. El mundo de los adolescentes está centrado en su grupo de amigos y con ellos encuentran satisfechas todas sus necesidades de comunicación. Consideran que sus amigos son los únicos capaces de entenderlos y es con ellos con quienes comparten formas de ver la vida, inquietudes y diversión. Para los adolescentes, sus padres son personas que ponen límites a su vida y que les reprenden determinadas conductas. Surge por tanto, en esta etapa undistanciamiento con los padres. Para que esto no ocurra o para que el distanciamiento sea menor, es necesariohaber establecido con anterioridad un vínculo de confianza entre ambos y haber asentado unas bases de comunicación. No obstante, en mayor o menor medida se produce un distanciamiento y una disminución de la comunicación, por lo que deberíamos buscar momentos propicios para lograr una relación más estrecha con nuestros hijos. En las vacaciones se presentan buenos momentos para compartir con los hijos, son oportunidades que bien aprovechadas van a dar lugar a un acercamiento con ellos. Se comparten actividades y momentos de ocio y surge de forma espontánea la conversación. Tanto hijos como padres disponen de tiempo libre en vacaciones, no están sujetos a horarios ni tienen obligaciones que cumplir fuera de casa. El ambiente familiar es más distendido y relajado. Esto afecta tanto aladolescente, que deja de estar a la defensiva y se integra más en el ámbito familiar, como a los padres, que deben estar dispuestos para dedicarles tiempo a sus hijos. Así llegarán a conocerlos más y a establecer unos hábitos de comunicación y confianza que deben mantener tras las vacaciones.
Viajar con adolescentes...... Ir de viaje con un hijo adolescente conlleva algunas complicaciones. No podemos olvidar que los adolescentes sufren continuos cambios de humor, son discutidores o excesivamente callados, no desean divertirse con los padres y echan de menos a sus amigos. Es decir, hay una serie de factores que nos alejan de las expectativas de disfrute y descanso que esperamos de un viaje en nuestras vacaciones. Para que nuestro hijo no se sienta obligado y disfrute del viaje con nosotros, debemos hacerle comprender que él dispone de mucho tiempo vacacional y que sólo una pequeña parte de ese tiempo va a estar exclusivamente con su familia. También debe comprender el atractivo de conocer lugares nuevos y de ver las costumbres de otras gentes, sus comidas y sus paisajes y pensar en el viaje como una experiencia interesante que podrá contar a sus amigos. Es importante hacer que se ilusione con el viaje, dejándole participar en la programación del mismo, escuchando y aceptando algunas sugerencias suyas y dándole encargos como, por ejemplo, buscar información sobre el lugar que vamos a visitar. No debe olvidar entretenimientos personales como discman, libros o cartas. Los padres, por su parte, deben procurar que el viaje conste de una parte que interese a su hijo como puede ser la visita a un parque temático o a un campo de fútbol o hacer excursiones en bicicleta o a caballo. Se trata de que todos disfruten y que sea una experiencia agradable para todos. Dª. Trinidad Aparicio Pérez Psicóloga clínica. Psicóloga escolar Centro de Psicología Alarcón (Granada) Orientar…expandiendo Conciencias¤.¸*¨¨*¤.¸¸...¸.*¨¨*¸.¤.¸.¤.¸

No hay comentarios:

Publicar un comentario