Loading...

sábado, 8 de septiembre de 2012

Residencias para Adultos Mayores♥♥¸.•°`*.¸.*

Las residencias son centros de servicios sociales destinados para el alojamiento; temporal o permanente, para personas mayores o personas con algún tipo de discapacidad. Suponen una alternativa al hogar familiar cuando confluyen una serie de circunstancias (familiares, económicas, socio-sanitarias, etc.) que desaconsejan la permanencia en el domicilio. De ahí la importancia de que se conviertan en "auténticos hogares". Resulta primordial que las residencias permitan a los alojados llevar un vida lo más parecida posible a la que llevaban antes de ingresar en el centro: intimidad, llevar consigo sus propias pertenencias y recuerdos, recibir visitas , poder seguir con sus costumbres....
Las residencias para los mayores asumen la tarea de prestar cuidados y asistencia en mayor o menor grado. Se procura el desarrollo personal, la atención social y sanitaria. Para decidir lo mejor es conocerlo: informarse sobre el centro, hablar con los responsables, visitarlo, estudiar su ubicación, su infraestructura, sus accesos, distribución, instalaciones, accesibilidad… Todo ello resulta fundamental para tomar una decisión. Estudiar bien la habitación; la amplitud y la iluminación serán los dos aspectos básicos a tener en cuenta. Valorar también la presencia de armarios, de llaves, de timbres, las condiciones higiénicas, los baños… Infórmese de si está permitido o no llevar muebles, decorar la habitación, llevar recuerdos… Pregunte por los sistemas de seguridad, alarma y emergencias. En cuanto a los aspectos legales, compruebe si el centro está debidamente autorizado. Solicite el contrato de admisión y del Reglamento de Régimen Interno y léalos con atención. Consulte la tarifa de precios. Todos los centros tienen que contar con el libro de Reclamaciones Oficial. Se valorará la facilidad que ofrezca el centro para que el usuario pueda ser visitado: un horario amplio puede facilitar las visitas de los familiares. No olvide preguntar la posibilidad de hacer/recibir llamadas telefónicas. La calidad asistencial dependerá en gran medida del personal que trabaje para la residencia. Compruebe que son profesionales, que cuentan con experiencia, que son suficientes para realizar los trabajos que se les encomiende… Pregunte por el número de cuidadores, el número de médicos tambien... Pregunte por las prestaciones que se ofrecen: terapias ocupacionales, rehabilitación, gimnasio, animación, consultas médicas, salas comunes para el convivencia con los demás usuarios… Algunas residencias ya incorporan servicios complementarios como farmacia, masajes, asesoría jurídica, peluquería, podología, asistencia psicológica… La comida. Los centros adaptan el menú a las necesidades médicas del mayor. Vea el plan semanal de comidas. Son pocos los centros donde se puede decidir entre varios menús. En muchas residencias existen listas de espera debido al exceso de demanda y la escasez de plazas que oferta el mercado. No olvide preguntar sobre esta cuestión. El ingreso en una residencia puede suponer para la persona mayor un motivo de dolor o tristeza por lo que será necesario explicarle el tema con naturalidad para que la persona pueda entenderlo. No está de más explicarle los motivos por los que se elige una residencia u otra, las ventajas de las que podrán disponer y la atención adecuada que le van a prestar.Es fundamental que las personas mayores reciban atención social y psicosocial que les ayude a sentirse activos y útiles. Terapéuticas: ayudan a que la persona pueda desempeñar las actividades de la vida cotidiana. Se trata de potenciar la destreza y las actitudes y conseguir el máximo de autonomía e integridad. Las capacidades dañadas serán los puntos sobre los que se deberá trabajar. Actividades de animación social: este tipo de actividades mejoran las relaciones entre las personas, fomentan el desarrollo personal y la convivencia. Se trata de actividades culturales, de memoria, físicas, domésticas y comunicativas. Sirven de esparcimiento e integración Y no debemos olvidar que Una Residencia en la residencia DEBE Prevenir el abuso y promover la calidad de vida!!!!!!!!!! por ello tanto los Organismos Oficiales como los familiares deben estar atentos y 1. Visitar de forma frecuente y no previsible. 2. Observar el aseo del adulto mayor y de la residencia. 3. Controlar si hay escaras, moretones, dolor, pérdida de peso o deshidratación. 4. Verificar el cumplimiento de los servicios acordados en el contrato. 5. No temer hacer preguntas. Puede llevar un diario para registrar observaciones y tomarse una fotografía con el adulto mayor en cada visita para constatar su estado.-(Consulta Discapnet*RedClínica) Orientar...expandiendo Conciencias♥♥¸.•°`*.¸.*

No hay comentarios:

Publicar un comentario