Loading...

lunes, 30 de noviembre de 2009

.Catástrofe A causa de "El Niño" habría una importante crecida en los ríos...."



Según especialistas del Servicio Meteorológico Nacional y del Instituto Nacional del Agua, las perspectivas para el verano 2009 y otoño 2010 son complicadas. Hay una alerta por una creciente atípica de los ríos Paraná y Uruguay.

Las lluvias en los tres meses que restan del año 2009 serán más intensas debido al fenómeno del “El Niño”, esto fue asegurado por profesionales de Servicio Meteorológico Nacional (SMN).
“En la provincia de Corrientes va haber un fenómeno de 'El Niño', durante el verano. Se van a registrar lluvias superiores a las normales en los tres meses que quedan del año”, dijo la licenciada María de los Milagros Skansi, del Departamento de Climatología de SMN, en comunicación telefónica con “época”. El fenómeno no se presenta localmente sino que afectará a las seis provincias del litoral argentino: Chaco, Formosa, Misiones, Santa Fe, Entre Ríos y Corrientes.
El evento que genera el fenómeno de “El Niño” es un incremento de la temperatura en las aguas del océano Pacífico más de lo normal. Esto tiene su influencia en la zona, cercana a la costa sudamericana. La lluvia genera cambios en la atmósfera en zonas lejanas, uno de estos lugares es el Noreste argentino.
Desde el SMN explicaron que existe un “Niño” que está evolucionando con el correr del tiempo. Para esto se están analizando los diferentes parámetros de calentamiento de las aguas del océano; los modelos estadísticos y los modelos dinámicos, que representan los cambios a través de ecuaciones matemáticas. “Esto nos indica que hasta el verano vamos atener un 'Niño'”, dijo Skansi.
El SMN está trabajando en conjunto con el Instituto Nacional del Agua, con el fin de analizar el cauce de los ríos Paraná y Uruguay; esto se dio debido que desde este último organismo nacional se elevó un alerta para la cuenca del Plata.
Skansi, como recomendación a las autoridades administrativas, dijo: “Lo que hay que hacer es seguir el estado de los ríos, porque si uno los monitorea, no deberíamos tener un problema significativo”. Además aseguró que hay que estar alertas por que este verano “no va ser como los anteriores”.
La integrante del SMN aseguró que “se espera un 'Niño' pero no como el del '97 y '98, eso es lo que vemos hoy” aunque, como analista del clima dejó en claro sus reservas, “quiero ser cauta porque esto hay que analizarlo todos los días”.
fines de septiembre expertos del clima reunidos en Ginebra indicaron que el fenómeno meteorológico conocido como “El Niño” podría convertirse este año en el “acontecimiento climático del siglo” si las características que presenta en la actualidad siguen aumentando en los próximos meses.
En este sentido, el presidente del Instituto para el Medioambiente y la Sociedad, Jagadis Shukla, explicó que si esta tendencia continúa, lo que podrá constatarse durante el próximo mes de enero, es posible que “El Niño” de este año sea superior al registrado durante 1982-83, que ocasionó más de 2000 víctimas y unos 13.000 millones de dólares de pérdidas.

Las aguas bajan desde el Iguazú
Desde el Instituto Nacional del Agua (INA) advirtieron que el crecimiento de los ríos Paraná y Uruguay, que se está dando en la actualidad, podría complicarse para el final del verano o principios del otoño de 2010.
En la actualidad, el cauce del río Paraná está lleno y en el Uruguay está creciendo debido a lluvias en la zona del Paranápanema (Brasil) y en la cuenca del río Iguazú (zona del Guairá), que pasó rápidamente de una condición seca a una de suelos saturados y caudales superiores a lo normal.
“El Niño pronosticado para este año, es un 'Niño' débil. No va ser intenso como el del '83 o el del '98, no obstante está lloviendo mucho y no descartamos que la situación pueda cambiar, sobre todo porque estábamos acostumbrados a aguas bajas. No pensamos nada catastrófico pero se complicará con el ganado”, dijo a “época” la doctora Dora Goniadzki, especialista del INA.
La situación se complica con el ganado debido a que el valle aluvial del río Paraná y la zona de islas se usó para alimentar animales, debido que en la sequía allí estaban los mejores pastos. Con la creciente del río será necesario evacuar las zonas, algo que ya está ocurriendo a lo largo de todo el Paraná.
Goniadzki además pronosticó que, como en los meses de agosto y septiembre, también lloverá durante el verano en la zona del Guairá, a esto se deben sumar las precipitaciones estacionales de la alta cuenca del Paraná. “Con que llueva lo normal, con los embalses llenos como lo están ahora y los suelos mojados, los ríos se mantendrán altos y la situación seguirá siendo crítica”, dijo la especialista del INA.
Alerta por la creciente.....................
Río Paraná
Considerando la perspectiva climática y la condición hidrológica actual de la cuenca, se espera que se afirme el cambio observado en las condiciones del valle fluvial del río Paraná en los próximos meses. Los niveles se ubicarán por encima de los valores normales. Se aconseja nuevamente a los productores ganaderos de márgenes bajas e isla tomar los recaudos correspondientes ante las tendencias ya confirmadas y los probables nuevos repuntes desde la alta cuenca en Brasil. Para los comienzos de 2010 también se prevé un escenario probable de aguas normales a altas, por encima de los niveles observados en los últimos años. Aún no puede precisarse una comparación con el escenario de inundación vivido en los meses de febrero a mayo de 2007.

Río Uruguay
En la cuenca del río Uruguay se observaron los primeros indicios de cambio desde aguas bajas a aguas superiores a lo normal. El mes de agosto marcó el comienzo de esta evolución y durante septiembre se acentuó la recuperación.
La anomalía en la alta cuenca fue claramente positiva en septiembre, con el resto de la cuenca en valores cercanos a lo normal del mes.
En septiembre se produjeron dos ondas de crecida, la segunda de ellas sobre el final del mes, esperándose su propagación durante la primera semana de octubre. Ambas ondas se generaron en las nacientes, con relativamente escaso aporte en ruta en los tramos medio e inferior.
La situación observada desde agosto y acentuada en septiembre da lugar a caudales en este tramo superiores a lo normal para el mes.
La previsión para octubre, noviembre y diciembre es que se mantengan niveles por encima de los normales en todo el tramo inferior...............

No hay comentarios:

Publicar un comentario