Loading...

sábado, 17 de julio de 2010

Pacientes con Alzheimer y la tangoterapia


Apenas llegan, se sientan y casi no hablan entre ellos. Hay miradas perdidas, silencio y caras desconcertadas. Pero todo se transforma cuando suena un tango. Se paran, quieren bailar y se conectan con su cuerpo. Las miradas se iluminan y parecen más vivaces. Mediante el baile se comunican mejor, se relajan y mejoran notablemente su estado de ánimo. Son un grupo de adultos mayores con Alzheimer y otros tipos de demencia que encontraron en esta disciplina un espacio de contención y alegría.
   Quienes participan de esta experiencia son pacientes que asisten al centro de día de la Clínica de Memoria. Hace pocos meses se incluyó como una actividad más la tangoterapia. Y ya se están viendo los resultados positivos en los pacientes, asegura el neurólogo Gerardo Tiezzi, quien es el director médico del centro. “Se reducen los síntomas de inquietud e irritabilidad”, asegura, entre otras ventajas.
   La milonguera Marisa Maragliano, secretaria de la organización civil y cultural Sentimiento Tango, es quien coordina la actividad. “En la clase buscamos que caminen, hagan pasos, rondas y quienes puedan, bailen. El que no puede hacerlo se lo invita a caminar o desplazarse, moverse e integrarse. Acompaño a los pacientes a hacer los ejercicios. Tenemos como objetivo que consigan más estabilidad, dejen de estar sentados y se desplacen, se conecten con los otros y se sientan motivados”, dijo Maragliano y agregó: “El tango les levanta la autoestima porque se sienten protagonistas”.
Mejora la integración...
Basta ver una clase de tangoterapia para percibir los logros obtenidos por los pacientes......
Por Belén Travesaro / La Capital
ORIENTAR....compartiendo Corte y Quebrada

No hay comentarios:

Publicar un comentario