Loading...

miércoles, 19 de enero de 2011

Lecturas de Verano:""El día que creas en Tí"


El día que vivas en la certeza de que la opinión que tienes de tí mismo
es más importante que la que tienen los demás de tí
y sin que por ello te ufanes;
el día que puedas conservar tu paz,
cuando alrededor tuyo todos la pierdan
y te cubran de reproches;
el día que tengas fé en tí mismo
aún cuando duden los demás de tí,
y comprendas su duda;
el día que puedas esperar y esperar
y no sentirte cansado con la espera.
Cuando no te abatas al ver que no has elegido lo mejor
porque descubres, más bien, que lo mejor te ha elegido a tí.
El día que aún siendo blanco de falsedades,
no creas en las mentiras;
el día que seas odiado y no devuelvas el odio,
sin que por eso te creas
ni demasiado bueno ni demasiado cuerdo;
el día que puedas soñar
sin que los sueños imperiosamente te dominen,
y si puedes aguardar
sin que los resultados sean tu único objetivo.
Cuando puedas afrontar el éxito y el fracaso
y tratar de la misma manera a esos dos impostores por igual.
El día que puedas soportar que la verdad dicha por ti
la veas retorcida por astutos embusteros
para convertirla en alimento de tontos y desocupados,
y cuando puedas contemplar que las cosas a que diste tu vida
se hayan deshecho
y agacharte y construirlas de nuevo,
aunque sea con gastados instrumentos;
el día que seas capaz de juntar en un solo monto
todos tus triunfos y tus ganancias
y arriesgarlos al azar de una nueva idea,
y si perdieras, empezar de nuevo
como cuando empezaste,
y nunca más emitir una palabra
sobre la pérdida sufrida;
el día que puedas obligar a tu corazón,
a tus fibras y a tus nervios a que te obedezcan
aún después de haberte cansado,
y que así se mantengan,
hasta que en tí no haya otra cosa
que entusiasta voluntad gritando: ¡persiste!
El día que hables con multitudes
y logres conservar tu virtud,
o alternar con reyes y no perder tus comunes rasgos;
el día que nadie, ni enemigos ni amantes amigos
puedan causarte daño
porque al fin lograste saber
que nadie puede infligirte con herida alguna verdadera
sin tu consentimiento.
Cuando todos puedan contar contigo
porque sabes que en ti siempre anida
el franco deseo de ayudar;
cuando seas capaz de llenar el eterno minuto
con el inmenso valor de los sesenta segundos que lo componen,
tuya será la Tierra y cuanto en ella exista.
El día que sepas quién eres en verdad
y descubras así a Dios dentro de tí.
El día que seas capaz de todo esto,
entonces, ese día habras logrado el paraíso de
CREER EN TI...
"YO CREO EN MI....”
(Tomado del libro "Cree en ti" de Alejandro Ariza)
ORIENTAR….compartiendo Lecturas

No hay comentarios:

Publicar un comentario