Loading...

jueves, 9 de enero de 2014

LAS ENERGÍAS DIVINAS♥¸.•♥¸.•♥¸.•♥¸.•

El Cielo Responde (JORGE RAÚL OLGUÍN)



Hay diversos tipos de energías que habitan los distintos modelos de universos creados por El Absoluto. Una es la Energía Crística, que representa La Redención. Otra es la Energía Búddhica, que indica La Elevación.El rol de las Energías Divinas es ubicar a aquellos espíritus Maestros que estén encarnados en Misión y seguir su evolución en el plano físico para, cuando se hallen preparados, contactarlos y ampliar aún más su campo de conciencia. De esa manera, el espíritu Maestro alcanza en instantes la Iluminación interior y, al integrar totalmente el resto de ego que le pudiera quedar, ya no tendría ningún lastre para realizar su Misión en el plano físico.
Hay otras Energías de Luz Divina. Una de ellas es Fohat, energía al mismo nivel de la Crística y la Búddhica.
Otra energía similar a Fohat es Prana.



Hay una energía que se relaciona directamente con los seres vivientes y es la que llamamos Kundalini 







Kundalini es la energía cósmica vital de cada ser encarnado.
La energía Kundalini es absorbida por unas enzimas llamadas ATPasa, que transforman la misma en reacciones químicas que producen el ATP, sustancia que almacena y transporta esa energía para el buen funcionamiento de todos los organismos vivos.
Según el Tantra, la energía Kundalini se encuentra situada en el chakra base o Muladhara. Se considera que está latente y solo se despierta cuando la energía sexual se conecta con lo Divino, donde las limitaciones dejan paso a una unión de amor.
En su parte encarnada, los seres humanos tienen 24 grupos energéticos distintos y, debido a eso, algunas personas absorben en forma inconsciente la energía de otras, causándoles un pronunciado bajón energético.
Otras de las entidades de Luz al nivel de Fohat y Prana son los Lípikas. Estas entidades no son Energía Divina propiamente dichas, sino Inteligencias espirituales que se hallan relacionados con el Karma, pues ajustan las complicadas operaciones de la Ley de Causa y Efecto, autorizando a cada espíritu a revertir sus karmas con las lecciones que elijan aprender en cada encarnación. Además, guardan los registros kármicos en los archivos akáshicos.
Estos anales son custodiados por El Cristo, el actual Logos Dimensional.
Los Logos Dimensionales son las únicas energías que pueden pasar a cada uno de los 22 universos paralelos que conforman la creación.
Ahora vamos a hablar de ciertas Energías que tienen un rol negativo preponderante: las Energías Lúdicas.
Todos decimos que los verdaderos conocimientos en los temas esotéricos son conocidos solamente por unos pocos en profundidad.
Sabemos que existen los diversos planos espirituales y hay un plano angélico por encima de ellos aunque, en realidad, el plano 6 está al mismo nivel que el plano 5. Quizás con otra resonancia.
Sabemos también que sobre los planos de Luz moran las Energías Divinas, en el plano 7º. Pocos son los que saben su función específica. Es cierto que pueden ser Logos, tanto planetarios como estelares, galácticos o dimensionales, de acuerdo a lo resuelto por otra Energía de un nivel más elevado llamada La Esencia.
La Esencia es la Vibración Sutil que decide qué Energía Divina puede realizar tal o cual función de Misericordia. La Esencia es una Energía de mayor vibración que los Elohim o dioses menores. A los fines prácticos podemos ubicarla en el plano 9º. 


No es una Energía Creadora como los Elohim, pero imparte directivas.
La Energía Divina que se ocupa de regir a nuestra galaxia Vía Láctea es la Energía Búdhica, también  llamada El Buda. La Energía que rige nuestra Dimensión es El Cristo, a mi criterio la de más Amor después del Absoluto.
Así como las Energías Divinas también tienen la función de "canalizar" su Luz a los Maestros del desapego, tal como Cristo hizo con Jesús o como Buda, con Siddartha, también hay otras Energías de muy bajo nivel que "alimentan el ego" a los Espíritus del error. Éstas son las Energías Lúdicas.
Las Energías Lúdicas invaden a los espíritus débiles y, en forma de tentaciones en su cuerpo de deseos, les canalizan todo tipo de negatividades: debilidad por el juego de azar (lo lúdico), formación de la vanidad, el deleite por figurar, fortalecimiento del ego, crecimiento del rencor (buscar a quién echarle la culpa por todos los fracasos y/o sufrimientos), sentimientos de culpa (ideal para anular a aquellos que quieren crecer), sentimientos encontrados (los indecisos son campo fértil), deseos de venganza (un paso más adelante del crecimiento del rencor) y, por sobre todas las cosas, formación continua de engramas, para que ese espíritu sea cada vez presa más fácil del Mal.
Así como los Maestros de Luz crecen hasta estar preparados para recibir determinada Energía Divina, los Espíritus del error se deterioran internamente y la Energía Lúdica toma posesión de ellos.
Una aclaración: Dios da libre albedrío. Por lo tanto, lo de "tomar posesión" es siempre con el consentimiento consciente o inconsciente del espíritu.
¿En qué plano moran las energías lúdicas? En los planos negativos -2, -1. En el plano físico 1 y en los planos del error 2 y 3, acechando ocultas en el mundo espiritual, buscando la presa...
Pido disculpas si suena muy crudo, pues parece que hablara de un carnívoro terrestre.
Nadie está exento de ser tentado por una Energía Lúdica y, aunque no tienen poder en los planos de Luz, pues los espíritus Maestros se envuelven en Amor, un inexpugnable escudo para las vibraciones negativas, nunca nos olvidemos que hay seres de Luz encarnados...  y estas Energías sí tienen poder en el plano físico, donde los espíritus Maestros no poseen memoria reencarnativa. Ustedes saquen sus propias conclusiones de lo que quiero decir.
El camino que lleva a la Luz es, figurativamente hablando, un camino angosto y pedregoso. Y hay tres categorías de entidades que perturban ese camino:
1) Los demonios, que en realidad cumplen una función, pues su palo en la rueda es para que el espíritu aprenda a superar los escollos.
2) Los espíritus del error que, por su propio ego, intentan arrastrar a los demás espíritus "hacia abajo".
3) Las Energías Lúdicas, que se aprovechan de la debilidad de estos espíritus para "voltearlos" del todo.
En cuanto a los planos de oscuridad de los demonios, son 14 y se entrecruzan con los planos espirituales, interactuando.
O sea, los ciclos de oscuridad interfieren en todos los planos, desde el más denso hasta el más sutil.

 Orientar, expandiendo Conciencias¸.•¸.•¸.•¸.•(imagenes de web)

No hay comentarios:

Publicar un comentario