Loading...

lunes, 15 de marzo de 2010

Conocer los factores de riesgo ayuda a prevenir la Muerte Súbita en bebés


El Síndrome de Muerte Súbita consiste en el fallecimiento repentino y sin causas aparentes durante las horas de sueño de los bebés hasta los 6 meses. La maduración en el control cardiorrespiratorio, las patologías adyacentes al niño y la madre entre las causas posibles.
El Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL) es una condición en la cual se conjugan múltiples factores y circunstancias y que, sin duda alguna, constituye uno de los mayores temores de las mamás y los papás.

Mucho se ha discutido en los últimos años sobre los factores que pueden llevar a que esta situación se produzca durante las horas de sueño, ya sea en un lactante (de hecho, los primeros seis meses de vida constituyen el período de mayor riesgo), aunque también en un niño que se encuentra atravesando la primera infancia.

Hoy se sabe que aunque no existe una cuestión puntual que de ser evitada podría prevenir este desenlace; sí están identificados ciertos factores epidemiológicos que se asocian de una u otra forma a la posibilidad de padecer SMSL. Esto es importante porque entonces, al conocerlos, es posible disminuir el riesgo.

TODOS PUEDEN PADECERLA

"Según la definición del SMSL, en teoría, cualquier niño es candidato a presentarlo. Más aún, tenemos conocimiento que del total de chicos fallecidos súbitamente, mas del 75% no posee antecedentes de prematurez, ni de hermanos con muerte súbita, ni tampoco han padecido episodios relacionados con apneas o eventos de aparente amenaza a la vida. Por esto, a la hora de definir lo que llamamos ‘niño de alto riesgo para SMSL’, surgen muchos problemas", sostuvo el Dr. Manuel Rocca Rivarola, jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Universitario Austral (HUA).

Aclaró que sí se conocen factores influyentes, entre los cuales figuran: la edad, la maduración, el clima, la recurrencia de hermanos, las patologías adyacentes al niño o a la madre y el ambiente.

1. Edad. Habitualmente, el SMSL se produce entre el mes y los seis de vida (95% de los casos), siendo los hijos de madres fumadoras los que fallecen a edades más tempranas. Por su parte, la ocurrencia de esta situación entre los 6 y 18 meses es esporádica y excepcional.

2. Sexo y el clima. La mayor parte de los estudios realizados revelan que los varones tienen mayor riesgo que las mujeres con una relación 2/1; mientras que, a su vez, la prevalencia aumenta en los meses de invierno.

3. Hermanos. "La primera observación sobre este tema se produjo en 1614. Desde ese momento y aunque la bibliografía es contradictora, la mayoría de las publicaciones concuerdan que los hermanos de las víctimas presentan un mayor riesgo de padecer SMSL, siendo este sumamente reducido (de menos del 1%). Igualmente, cabe destacar que un miembro de una pareja de gemelos presenta mayor incidencia de SMSL que un lactante que ha nacido solo. Más aún: se han reportado una serie de casos describiendo que ambos gemelos se encontraron muertos al mismo tiempo, o bien murieron con un intervalo de tiempo de 24 horas".

4. Genética. "Se están identificando ciertas familias en las que existe un mayor riesgo de ‘muerte en cuna’. Se trata de cuadros que suelen ser diagnosticados como SMSL aunque esto representa un error ya que en estos casos los lactantes tienen trastornos genéticos (como por ejemplo errores congénitos del metabolismo) o son víctimas de maltrato".

5. Ambiente. Muchas veces está relacionado con una situación económica desfavorable (en ocasiones un problema a la hora de realizarse los controles prenatales necesarios o bien un escenario propicio para los embarazos en madres adolescentes o muy jóvenes).

Por otra parte, "diversos estudios han señalado que el riesgo de muerte súbita infantil es mayor si la madre realizó su primer control después de los tres meses de embarazo, si las visitas fueron escasas, si no recibió clases de educación prenatal o si es fumadora. En este sentido, cuanto mayor es el número de cigarrillos consumidos, mayor es el riesgo de padecer un SMSL", señaló el Dr. Rocca.
"Finalmente, los intervalos cortos de tiempo entre embarazos también incrementan el riesgo de SMSL siendo éste mayor cuanto menor es el tiempo entre una gestación y otra", agregó.

DOS CUESTIONES PUNTUALES

Aunque una es antigua y la otra más reciente, lo cierto es que tanto la posición al dormir como el déficit de serotonina han sido dos cuestiones estudiadas a la hora de explicar el SMSL.

"Sobre la primera de ellas, prácticamente la mayoría de los trabajos publicados demuestran que existe riesgo aumentado de padecer muerte súbita cuando el niño duerme en decúbito prono (boca abajo), no habiendo un solo estudio hasta la fecha que demuestre lo contrario. A raíz de eso, a partir de 1991 tanto el Departamento de Salud de los Estados Unidos, como la Academia Americana de Pediatría y la Alianza SMSL, recomendaron que ‘los bebes en buen estado de salud duerman boca arriba o de costado para reducir el riesgo del SMSL".

"Pero, recientes publicaciones aseveraron que la posición de costado para dormir de los bebes es 5 veces más segura que la posición boca abajo, aunque menos segura que la posición boca arriba. Por esta razón, actualmente la indicación de la gran mayoría de departamento de Salud y sociedades científicas pediátricas es que los niños duerman en posición supina o boca arriba", puntualizó el especialista del HUA.

"Finalmente en relación al tema Serotonina, la revista Journal of the Anerican Medical Association (JAMA) publicó en febrero de 2010 una comunicación preliminar donde se reporta la presencia de los niveles más bajos de 5-HT (serotonina) del tronco cerebral en niños fallecidos de muerte súbita, comparado con grupos controles".


"Esta conclusión se suma a la hipótesis de que el SMSL es resultado de anomalías en el control respiratorio y del sistema autonómico del tronco cerebral, que ante situaciones ambientales desfavorables como pausas respiratorias o hipoxemia (disminución anormal de la presión parcial de oxígeno en sangre arterial), afectan los sistemas de respuesta defensiva del organismo en un crítico periodo del desarrollo", especificó Rocca Rivarola.

UN POCO DE HISTORIA

El SMSL o "a muerte en cuna"ha sido un problema de difícil solución a lo largo de la historia médica. Los hallazgos del alargamiento del timo crearon la teoría del status timo-linfático, atribuyendo la muerte a la asfixia producida por el engrosamiento y alargamiento del timo, teoría que fue aceptada hasta pasados los años 40.

Posteriormente (y hasta los años `50) se creyó en la teoría del ahogamiento y asfixia del niño con los padres como únicos responsables. Una vez pasada esa época comenzó a buscarse una explicación fisiopatológica más racional estableciendo claras diferencias entre muerte violenta y muerte súbita.

Fué recién en 1969, durante la segunda Conferencia sobre SMSL convocada por el National Institute of Health de Estados Unidos, donde se llego a un acuerdo sobre la definición.

En ese misma reunión se reconoció la necesidad de investigar la muerte súbita frustra (actualmente llamada Evento de Aparente Amenaza a la Vida o ALTE) y la necesidad de crear protocolos estándar de necropsias.

"Desde entonces mucho se ha avanzado en varios aspectos, sobre todo en el esfuerzo de reducir su riesgo, logrando que con la posición para dormir boca arriba, disminuir el habito de fumar en la embarazada y evitar el sobreabrigo, se produjo un descenso da mas del 60% de los casos en todo el mundo", concluyó el Dr. Manuel Rocca Rivarola.

ALGUNAS MEDIDAS PARA LA REDUCCIÓN DEL RIESGO:

*Llevar adelante una estricta vigilancia del embarazo así como también de la salud del lactante

*Evitar el cigarrillo en forma activa y pasiva durante el embarazo

*No permitir fumar en el ambiente donde se encuentra el niño

*Alentar la posición supina o boca arriba para dormir desde el nacimiento para todos los bebes, excepto contraindicación medica específica.

*Estimular la lactancia materna

*Evitar el sobreabrigo o sobrecalentamiento del ambiente donde duerme el niño.

*Estimular el uso del chupete luego de los 30 días de vida, como factor protector. (Fuente: Hospital Austral)

.

Más información y noticias de salud en WWW.NEOMUNDO.COM.AR

No hay comentarios:

Publicar un comentario