Loading...

martes, 22 de febrero de 2011

Algo sobre La curación pránica ....

La curación pránica es uno de los tratamientos más antiguos y extendidos para las enfermedades físicas......

El método de curación con el prana sirve para curar el cuerpo físico, dirigiendo el prana hacia uno o más chakras etéricos.
La idea es que, estimulando un chakra de este modo, se vivificarán también los órganos corporales y glándulas endocrinas correspondientes.
Prana es una palabra sánscrita derivada de pra y de la raíz verbal an, y se refiere a la “fuerza vital” que vivifica el cuerpo etérico y el sistema nervioso. El yogui Ramacharaka nos da la siguiente definición: “El prana es la fuerza por la cual se produce toda actividad en el cuerpo; mediante la cual todos los movimientos del cuerpo son posibles; por la cual todo funciona; y a través de la cual se manifiestan todos los signos de vida”.
El prana, generalmente, se cree que en su origen está formado por emanaciones del sol, que más tarde son absorbidas por el chakra esplénico.
Transmisión del Prana
¿Cómo envía el curador este prana? El término mente consciente indica la combinación de la corriente de la conciencia (que permite a la persona llegar al autoconocimiento), el cuerpo mental y el cerebro físico. No hay que olvidar que el cuerpo etérico forma parte del cuerpo físico. Así como la mente consciente puede dirigir los movimientos del cuerpo físico denso, puede dirigir también los movimientos del cuerpo físico etérico. Como insiste continuamente Alice Bailey, una ley fundamental y universal es que “la energía sigue al pensamiento”. Se trata de que el curador, simplemente a través de la dirección mental, sea capaz de enviar corrientes de prana al paciente, a condición de que se haya vitalizado una conexión etérica entre ellos.

El Trabajo Curativo
¿Qué efecto tiene esta energía en el paciente? El trabajo curativo es circulatorio. Una vez que la energía pránica es dirigida por el pensamiento hacia un chakra del paciente, no se acumula en ese chakra, si no que el prana atraviesa el chakra, después los nadis, el sistema nervioso, la glándula endocrina correspondiente y el órgano enfermo, para después influir en el resto del cuerpo físico denso. Este proceso debería ser considerado como un sistema de “inundación”, con un efecto purificador y estimulante.
Se puede hacer la siguiente analogía con respecto a la comida. Si una persona débil no es capaz de digerir la comida, el remedio consiste en prepararle una comida que esté ya parcialmente digerida, para que su estómago pueda asimilarla
La persona que cura con el prana intenta estimular o abstraer la energía de uno o más chakras del paciente. En cualquier caso, al curador le conviene ser cauto a la hora de determinar cuáles son los centros que han de ser tratados y cómo los tiene que tratar, porque se pueden cometer muchos errores. Es mejor no producir ningún efecto sobre el paciente que cometer una equivocación, como, por ejemplo, estimular de repente un centro que ya es hiperactivo o extraer energía de un centro agotado. Por lo tanto, antes de practicar la curación con el prana, es importante diagnosticar cuidadosamente al paciente....
ORIENTAR...expandiendo Conciencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario