Loading...

jueves, 13 de octubre de 2011

La música y el cultivo del silencio interior ´¨`*•.¸ ´¨`*♫♫♫ •.¸¸.•♫♫♫ *´¨`*•.¸

Lili Castella* Lili Castella es Licenciada en Derecho e intérprete de piano y rebâb. Jefa de estudios del CETR y coordinadora del Institut d'Estudis Sufís de Barcelona ´¨`*•.¸ ´¨`*♫♫♫ •.¸¸.•♫♫♫ *´¨`*•.¸ "Escucha el ney, escucha su historia…" (Mawlânâ Rûmî, m.1273)
Así empieza el Masnaví, la obra quizás más importante del poeta y místico persa Mawlânâ Yalâl al-Dîn Rûmî (1207-1273), inspirador de la vía “mevleví” de conocimiento interior basado en la música y la danza. Su mística de la escucha guiará en buena medida la presente reflexión. Esta invitación a la escucha es la puesta en términos musicales del reto fundamental que plantea el Corán (fuente primera y principal de la que bebe el sufismo) al hombre, a saber: “Iqrâ!” (Corán 96.1) que significa recita, lee, y por extensión, estudia, reflexiona. El reto es pues comprender, conocer, “escuchar”. Este reto e invitación al conocimiento supone en el islam la interiorización de su intuición fundamental, el tawhid o unidad de la existencia. El reto es, pues, escuchar para conocer. “El conocimiento silencioso es el conocimiento central de la condición humana” [1], lo cual, dicho en lenguaje sufí, significa recordar la olvidada naturaleza primordial unitiva (fitra) del ser humano. Veremos cómo la música es instrumento adecuado para transitar del olvido (gafla) al recuerdo (dhikr), y cómo es ya, aquí y ahora, expresión de este conocer, de la dimensión absoluta de la existencia, de Él (Hû), dirán los sufíes. Y veremos que este conocer es indisociable no sólo del interés, sino del maravillamiento (hayrat) y del amor por todo cuanto existe. Que tanto el conocimiento silencioso como las facultades que pone en juego la música sean capacidades intrínsecas a nuestra biología, a nuestra antropología profunda, tiene dos consecuencias fundamentales: la primera es que no hay nada que creer, sino simplemente que recordar o re-actualizar, y la segunda es que, en potencia, el conocimiento silencioso, en este caso a través de la música, está al alcance de cualquier ser humano.
Parte del Texto escrito por Lili Castella para Institut d'Estudis Sufís de Barcelona cuyo Director es Halil Bárcena Pueden leer el texto completo en : http://instituto-sufi.blogspot.com/( un blog...para el Alma) Orientar...expandiendo Conciencias´¨`*•.¸ ´¨`*♫♫♫ •.¸¸.•♫♫♫ *´¨`*•.¸

No hay comentarios:

Publicar un comentario