Loading...

domingo, 19 de septiembre de 2010

Las Naciones Unidas y las personas con discapacidad...


Hay más de 600 millones de personas que sufren algún tipo de discapacidad mental, física o sensorial. Independientemente, del lugar del mundo en el que se encuentren, sus vidas están limitadas muy a menudo por obstáculos físicos o sociales. Aproximadamente un 80% de la población mundial con discapacidad vive en países en desarrollo.
Las personas con discapacidad suelen ser objeto de discriminación a causa de los prejuicios o la ignorancia, y además es posible que no tengan acceso a los servicios esenciales.
Se trata de una "crisis en silencio" que afecta no sólo a las propias personas con discapacidad y a sus familiares, sino también al desarrollo social y económico de sociedades enteras, en las que una buena parte del potencial humano se queda sin explotar.
Teniendo en cuenta que las discapacidades suelen estar causadas por actividades humanas, o simplemente por la falta de cuidado, se necesita la ayuda de toda la comunidad internacional para terminar con esta "emergencia en silencio."
Desde sus comienzos, las Naciones Unidas han tratado de mejorar la situación de las personas con discapacidad y hacer más fáciles sus vidas. El interés de las Naciones Unidas por el bienestar y los derechos de las personas con discapacidad tiene sus orígenes en sus principios fundacionales, que están basados en los derechos humanos, las libertades fundamentales y la igualdad de todos los seres humanos. Como se afirma tanto en la Carta de las Naciones Unidas como en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, los Convenios Internacionales sobre Derechos Humanos y demás instrumentos relacionados con los derechos humanos, las personas con discapacidad deben poder ejercer sus derechos civiles, políticos, sociales y culturales en igualdad de condiciones con el resto de personas.
La contribución de las agencias especializadas de las Naciones Unidas a la mejora de la situación de las personas con discapacidad es notable: la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ha trabajado en aspectos relacionados con la educación especial; la Organización Mundial de la Salud ha prestado asistencia técnica en el campo de la salud y la prevención; el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha apoyado programas dirigidos a niños con discapacidad y ha prestado asistencia técnica en colaboración con Rehabilitación Internacional (una organización no gubernamental); la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha mejorado el acceso al mercado laboral y ha incrementado los niveles de integración económica mediante el desarrollo de normas internacionales del trabajo y actividades de cooperación técnica.
ORIENTAR....compartiendo envíos

No hay comentarios:

Publicar un comentario