Loading...

viernes, 24 de septiembre de 2010

Sonrisa y un largo camino de Historia.....

Los estudios comenzados por el neurólogo francés, Duchenne de Boulogne en 1862, concluían que “una sonrisa falsa o no sincera sólo involucra a los músculos de la boca y labios… mientras una sonrisa sincera activa además los músculos que rodean a los ojos”

Si bien el Dr. Duchenne trató la cuestión de las contracciones musculares y el sometimiento de ciertos músculos al control de la voluntad, nunca intentó explicar por qué ciertos músculos y no otros, se contraían bajo la influencia de ciertas emociones...

En el siglo XX, el psicólogo Paul Ekman vuelve su atención a la “Sonrisa de Duchenne” y señala la relación de esta con un incremento de actividad en la corteza pre-frontal izquierda (parte del cerebro donde residen las emociones positivas tales como la SONRISA).
Ekman y sus colaboradores en 1973 demostraron la universalidad de las expresiones faciales, en culturas letradas y no letradas.
Entre las letradas se encontraban: EEUU, Japón, Brasil, Chile y Argentina....
La experiencia consistía en mostrar 30 fotografías de los rostros de 14 personas que expresaban 6 emociones primarias: alegría, miedo, sorpresa, tristeza, ira/enfado y asco. Los resultados revelaron que dichas emociones, especialmente la de alegría, fueron asociadas de la misma forma por la mayoría de los sujetos encuestados. Inclusive en las culturas no letradas tales como Borneo y Nueva Guinea. Simultáneamente Giorgi Lozanov, Iván Barzakov y Abraham Maslow comenzaron a aplicar los beneficios de este descubrimiento para mejorar la calidad educativa.....
Michael Szpir dice en el artículo: “El cerebro sonriente” (The Smiling Brain) del “American Scientist” (marzo-abril de 1994): “El movimiento de la parte lateral del orbicularis onculi implanta un sentido de verdadera alegría opuesto al movimiento zigomático mayor que refleja tristeza, decepción, desilusión”. Otro artículo de Jody Shields: “Sonríe; ¡es bueno para ti!” (Smile: it’s good for you!), que apareció en Vogue, Dic 1991, dice: “Las personas pueden crear un ambiente alegre y lleno de felicidad con el simple acto de sonreir. Sonreir provoca una carga electrónica en el cerebro, que produce alegría y transmite este sentimiento a las personas que miran a quién sonríe”. Como sintetiza Eletta Robles, la sonrisa es un rayo de sol directo al alma. “La felicidad humana no es producto de los grandes acontecimientos de la vida, sino de las pequeñas vivencias cotidianas”, escribió Benjamin Franklin en su autobiografía. Casi dos siglos después de que muriera este sagaz político y científico, los expertos le siguen dando crédito.
Según los sociólogos David Myers y Ed. Diener, las desgracias y los golpes de fortuna ejercen una influencia pasajera sobre el estado de ánimo, que suele regresar a su nivel habitual, como muy tarde, al año de un fallecimiento en la familia, de un premio en la lotería, de un salto profesional… o a partir de una simple SONRISA.

¿De dónde surge la risa???????????
Edward del Bono, autor del pensamiento lateral dice acerca del Humor: “La estructura hace que la mente actúe linealmente, la única actitud espontánea del pensamiento lateral es el humor. La salida de la risa es oblicua. Te ríes cuando descubres el camino de la solución al origen…
Registrar la energía de la sonrisa es un hábito poco común y muy valioso. Con la meditación taoísta se pone el foco en la energía de la sonrisa. Y así es como se crea una huella, un registro difícil de borrar producto de un estado de SONRISA interna....
La sonrisa sirve como un soporte, como una palanca para afrontar de manera positiva los problemas de la vida. En una etapa avanzada, la SONRISA, tal como expresa Howard Gardner, es un ejercicio intelectual que pone de manifiesto el desarrollo pleno de las facultades humanas....
Fuentes:
Cristina Marchesan. Concepto del nacimiento de la risa.
Beatriz Ludojoski. La sonrisa, como manifestación de la inteligencia
Gracia Anguita, Yoana Montero y Olga Varadé: Las necesidades educativas para la integración
ORIENTAR....recorriendo Sonrisas

No hay comentarios:

Publicar un comentario