Loading...

domingo, 26 de junio de 2011

Trastornos alimentarios en adolescentes

Trabajar la imagen corporal es muy importante para ayudar a los adolescentes ante los peligros que corren por la anorexia y la bulimia.....

Conocer el propio cuerpo, aprender a cuidarlo y aceptarlo tal cual es, son tres pasos fundamentales para evitar caer en trastornos alimentarios y enfermedades como la bulimia o la anorexia, sobre todo a edades tempranas, en plena adolescencia.
La clave de todo este proceso está en aceptarse uno mismo y surge de trabajar la imagen corporal desde el punto de vista preventivo especialmente en los jóvenes.
Habrá que asumir que, como personas que somos, tenemos errores y también virtudes fantásticas. Que somos únicos e irrepetibles, que no somos maravillosos y que debemos aprender a aceptarnos así.
El primer eslabón es «Conocer mi cuerpo», donde se abordan los cambios físicos y la alimentación, con el objetivo de aprender a comer sin ansiedad ni angustia. Los adolescentes tienen que aprender, antes que nada, de aceptar los cambios que se producen en su cuerpo y por qué suceden.
Estos cambios que se precipitan a esas edades, provocan más de una pregunta y, por sobre todo, causan temor e inseguridad. La adolescencia es una etapa de constantes cambios y estos generalmente provocan a todo ser humano un poco de miedo y angustia, y es muy importante que vean estas transformaciones como algo normal.
Un segundo eslabón, «Cuidar mi cuerpo», se dedica a la imagen corporal y cómo evitar que esta sea negativa, dando las pautas oportunas para no obsesionarse y aprender a distinguir los mitos y las verdades sobre el cuerpo y sus medidas. Tan importante como cuidar el cuerpo a nivel estético es hacerlo a nivel psicológico.
Un niño adolescente está forjando su personalidad, sufre cambios y tiene a su grupo de iguales como referencia y no particularmente a sus padres, que son quienes le ven los defectos. Hay que generar un contexto familiar donde todos ayuden a que el menor aprenda a quererse con autonomía y una serie de valores.
El último eslabón, «Aceptar mi cuerpo», es donde se exponen algunas estrategias para aceptarse a uno mismo tal cual es. Esta es la clave para que los adolescentes aprendan que sus iguales, sus amigos, tienen complejos y conflictos como ellos, lo que les ayudará a fomentar vínculos entre iguales basados en valores y no tanto en el físico.
Sobre las enfermedades de la bulimia y la anorexia, en los últimos años se ha avanzado mucho. Los recursos han aumentado, hay más información y la enfermedad es mucho más conocida, aunque en la actualidad afecta a un rango de edad más amplio. Antes era muy difícil encontrar a pacientes de temprana edad y ahora es algo habitual, lamentablemente.
Otro aspecto que también ha cambiado es la imagen de salud de un niño. Antes un niño gordo era sinónimo de que estaba saludable y ahora la sociedad muestra otra cara.
Para todos, lo que hay que tratar de hacer es aceptarse, tanto nuestro cuerpo como nuestras emociones, manteniendo un equilibrio para no caer en los excesos. La vida evoluciona y todos tenemos una serie de cambios en varias épocas de nuestra existencia, que hay que saber asumir para seguir adelante.
* Dra. Claudia Durán - Medica Especialista en Nutrición - M.P.: 16404 – M.N.: 73561
Orientar...expandiendo Conciencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario