Loading...

viernes, 1 de julio de 2011

MEDITACION CON INSTRUMENTOS ANCESTRALES (HAY MENOS SILENCIO Y MAS RUIDO MENTAL)

“Nuestra verdadera naturaleza es armónica y tenemos poder para la autosanación".

Los teléfonos celulares no paran de sonar, a cualquier hora, en cualquier lugar. Los televisores encendidos en los bares son parte del mobiliario. En la era de las comunicaciones, los medios no siempre ayudan a comunicarnos. A veces se convierten en un ruido que no contribuye a la paz mental. Para contrarrestar los efectos de la vida moderna, la fonoaudióloga y musicoterapeuta Laura Fenoglio dicta en Rosario conciertos de meditación con sonidos sagrados que devuelven la armonía perdida. "Escuchando, sólo escuchando, sin hacer nada, un gran silencio desciende y una gran paz comienza a caer. Es una buena oportunidad para conectarnos con las altas y sanadoras vibraciones de instrumentos ancestrales, tales como los cuencos de cuarzo, cuencos tibetanos, gong, tingshas, campanas tibetanas y voz", cuenta Fenoglio.
La musicoterapeuta comenzó en Rosario con los conciertos en el 2005 y no paró. Cada vez son más los que se acercan a conocer de qué se trata esta propuesta, poco difundida en la ciudad, pero más desarrollada en Estados Unidos y Europa (España, Francia, Alemania). Ella conoció a estos instrumentos ancestrales en el marco de una conferencia dictada por Claudio Naranjo, psicólogo guestáltico chileno, en Estados Unidos.
¿De qué se trata? "Los sonidos impactan sobre la persona y sus campos electromagnéticos, reorganizando sus patrones físicos, emocionales y mentales. La mente cesa, aparece la tranquilidad, la paz, el silencio. Ese es el punto de la meditación, cuando uno se conecta con su alma. Es un buen recurso para las personas que quieren empezar a meditar porque los sonidos son una puerta de acceso directo a la meditación", explica Fenoglio, quien también es terapeuta del sonido, una formación que recibió en España y Estados Unidos.
Si bien el uso de estos instrumentos puede parecer sencillo, no es así. Su empleo requiere de una formación específica. Además, agrega Fenoglio, cuando se los utiliza con fines terapéuticos hay que ser especialmente cuidadoso y responsable. "Hay maestros que dicen: así como el sonido puede curar, también puede destruir", dice la musicoterapeuta, quien coordina encuentros grupales de meditación con estos sonidos sagrados.
"Es importante también el estado de la persona que orienta la meditación, porque cuando vos tocás transmitís tu vibración, entonces el nivel de conciencia y tu intención intervienen en la sanación", agrega.
Estrés y bloqueos
El estrés, los bloqueos, las tensiones y las enfermedades, tan comunes actualmente, nos desafinan como a un instrumento. Todos tenemos la capacidad de estar en armonía pero por diversos motivos la perdemos. Y lo que hacen los sonidos sagrados es recordarnos ese estado natural.
"Nuestra verdadera naturaleza es armónica y tenemos poder para la autosanación. Estos sonidos nos impactan y ayudan a armonizarnos. Nos recuerdan nuestra vibración y nos hacen vibrar como ellos", aclara y agrega: "Hoy hay menos silencio y más ruido mental".
Para quienes sienten que todo les sale mal y que los "castiga" el universo, este tipo de prácticas ayudan a cambiar la vibración y a empezar a atraer aspectos positivos. Al "limpiarse" de angustias, preocupaciones y bloqueos emocionales la persona se convierte en un ser más luminoso. "Así como tu vibras, el universo vibra contigo, dice Yogi Bhajan, el maestro de Kundalini Yoga", dice la musicoterapeuta, quien también es instructora de este tipo de yoga.
Por más que no podamos percibirlo, todo se mueve, todo vibra. Es como una ley universal comprobada por los científicos y las tradiciones espirituales. Los hindúes hablan de la vibración "om" como la semilla primordial del universo. El ser humano también presenta una realidad vibracional que va desde el ritmo de todos sus órganos, el pulso, la respiración, las emociones y la actividad mental. "Todo esto se manifiesta como un sonido de vibración particular y cada uno con su sonido forma parte de la gran sinfonía del universo", agrega.
Era de Acuario
De acuerdo a la astrología estamos transitando hacia la era de Acuario, un momento en el que se hace más necesaria la meditación.
"Los extremos se hacen más evidentes, todo se potencia: lo bueno y lo malo, por eso son momentos en los que tenemos que entrar en meditación, encontrar nuestro centro, lo que realmente somos, nuestro verdadero ser. Son momentos donde necesitamos buscarnos más adentro. Y los sonidos nos llevan a ese lugar", dice.
En esta etapa, el rol principal lo tiene la mujer, según lo reconocen los maestros de Kundalini Yoga. "El papel fundamental de este cambio de conciencia le corresponde a la mujer, con su carácter intuitivo, capacidad de dar, de aceptar y ser generosa", agrega Fenoglio.
En momentos de cambios, tensiones, estrés y bloqueos emocionales, la meditación puede ser una puerta de entrada hacia el interior del ser humano donde verdaderamente se puede encontrar la tan deseada paz espiritual.

Dilia Mastronardi*FUENTE:DIARIO DIGITAL "LA CAPITAL"(19/09/10)
Orientar…compartiendo envíos (`*•.¸ ¸.•*´)¸.•*.♥´(¯`•.•´¯)

No hay comentarios:

Publicar un comentario