Loading...

jueves, 22 de septiembre de 2011

“Día internacional contra la explotación sexual y trata de personas” "´¨`*•.¸¸."(`*•.¸ ¸.•*´)¸.•*.♥´(¯`•.•´¯)•

Instaurado el 23 de septiembre...

La fecha alude a la sanción de la ley Palacios (9.143), de 1913, que fue pionera en la región respecto de la protección de las víctimas de la explotación sexual y la penalización de sus responsabilidades...

La Ley Palacios, sancionada en 1913, constituyó un hito de reconocimiento mundial: fue la primera normativa en todo el continente americano destinado a proteger a las víctimas de la explotación sexual, combatiendo el flagelo y penalizando a los responsables. El autor y propulsor fue el Dr. Alfredo Palacios, primer diputado nacional socialista de América Latina, quien a comienzos de siglo XX buscó acabar con la trata de mujeres en prostíbulos locales.
Hoy, casi 100 años después, la Argentina cuenta con la Ley 26.364 -sancionada en 2008- que, retomando el espíritu protector de su predecesora, adecua las medidas destinadas a prevenir y sancionar la trata de personas, asistir y proteger a sus víctimas al contexto actual en donde, lamentablemente, todavía constituye un delito de preocupación mundial.
El Ministerio de Justicia de la Nación es el organismo encargado de instrumentar la ley actual y garantizar su cumplimiento a través del “Programa: Las víctimas contra la violencia”. Desde su sanción en abril del año pasado, se han rescatado 390 víctimas.

La historia de la Ley Palacios
En 1913, con un contexto internacional convulsionado que se encaminaba a la Primera Guerra Mundial, en la Argentina, y en Buenos Aires principalmente, la práctica de la prostitución estaba muy extendida y en manos de verdaderas mafias que no sólo manejaban un negocio ilegal sino que también esclavizaba a mujeres y las sometía a condiciones de vida y trabajo inhumanas.


El antiguo Reglamento de Prostíbulos de Buenos Aires, de 1875, supuestamente prohibía el trabajo en prostíbulos a mujeres menores de 18 años, “salvo que se hubieren entregado a la prostitución con anterioridad". Obviamente esta norma no era cumplida aunque fuera violatoria de derechos humanos básicos.
En ese marco el joven diputado socialista Alfredo Palacios propuso una reforma legal al Código Penal para reprimir la rufianería con toda dureza. El debate en la Cámara de Diputados se llevó a cabo el 17 de septiembre de 1913. El proyecto de Palacios contemplaba entre 3 y 10 años de cárcel para quien promoviese o facilitase la corrupción o prostitución de mujeres –mayores y menores de edad-; la consideración de coautores sujetos a penas de los dueños de los prostíbulos; y las fuerzas de seguridad debían estar disponibles para el control y penalización del tráfico de mujeres, ya sea por argentinos o extranjeros.
Gracias al ímpetu de Palacios, la sanción de esta norma de avanzada para la época ubicó a la Argentina en un lugar de vanguardia en cuanto a la defensa de los derechos humano y en especial de los derechos de las víctimas de delitos sexuales y esclavitud
Por una sociedd justa sin Trata....
Orientar...expandiendo Conciencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario