Loading...

jueves, 5 de agosto de 2010

Música y Discapacidad, más allá de las limitaciones.....


Corria 2004.....Ioana Gandrabur dejó atrás su discapacidad y su condición de emigrante para transformarse en un talento de la guitarra clásica.....
"Para un músico es más importante oír y sentir..... que ver. Conozco a músicos que estudian en la oscuridad para concentrarse mejor en la música"...
En nuestra sociedad no sería extraño que Ioana Gandrabur, de 31 años, dependiera de sus padres y amigos para poder vivir. Sin embargo, esta guitarrista no vidente de manos virtuosas recorre el mundo entregando impecables actuaciones, y sigue con inmensas ansias de aprender. Así es la joven rumana que representa a Canadá en el XXXI Concurso de Ejecución Musical "Dr. Luis Sigall", mención guitarra clásica.
De facciones finas y personalidad carismática, Ioana no oculta su alegría por participar en el certamen, expresándose en un claro español que aprendió junto a un profesor cubano y a sus compañeros latinos en innumerables competencias, un reflejo de su interés por la cultura hispana. Es que para ella la palabra "discapacidad" no existe: habla distintos idiomas, toca piano, guitarra, canta y además posee una gran sensibilidad.
Se acercó a la música desde muy temprano en su Rumania natal, luego emigró a Canadá, donde consolidó sus estudios en el Conservatorio de Montreal, lo que luego la llevó a ingresar a escuelas de Alemania y Suiza, y a participar en diversos certámenes en España, Francia, Grecia y Bélgica.
Hoy se concentra en su participación en el "Luis Sigall", al cual le recomendaron ingresar y donde espera dar lo mejor de sí, al igual como lo hizo la mañana de ayer en la capilla del Sanatorio Marítimo de Viña del Mar, donde brindó un concierto para los niños del hospital.

-¿Cómo te iniciaste en la ejecución de la guitarra?
"Cuando tenía cinco años mi profesor de piano le comentó a mis padres que tal vez a mí me acomodaría mucho más el aprendizaje de la guitarra por ser un instrumento mucho más íntimo, al mantenerlo en mis brazos. Y tenía razón, me gustó de verdad, y así desde los doce años ya me dediqué por completo a su ejecución".
-Naciste en Rumania y luego te radicaste en Canadá. ¿Cuánto influyó este cambio en tus estudios y tu carrera?

"Emigré a Canadá en 1989 y una vez en ese país recibí mucha ayuda. Gracias a su sistema social he podido lograr todo lo que tengo y lo que he hecho; por eso, además de rumana, me siento canadiense en muchos aspectos, a pesar de que actualmente vivo en Alemania".

-¿Cómo llegaste al concurso?

"Tengo amigos que han participado antes, además soy amiga del guitarrista chileno José Antonio Escobar, quien me comentó hace un tiempo que era un concurso grande donde podría participar. Me gustó mucho la idea, porque también tendría la oportunidad de visitar Chile por primera vez".

-Si ganaras esta versión, ¿cómo crees que repercutiría en tu carrera?

"Sería un honor muy grande, porque es un concurso muy conocido y de renombre, y también sería una confirmación de que estoy en buen camino. Sería muy importante, pero también lo es venir acá y tocar con gusto y placer, ya que participar en un certamen es una oportunidad de aprender. Sin embargo, la competencia más difícil siempre es con uno mismo".

-Sin duda, para ti ser no vidente no ha sido ningún impedimento en lo artístico.

"Pienso que para un músico es más importante oír y sentir que ver. Conozco muchos músicos que estudian en la oscuridad para concentrarse mejor en la música, porque en ocasiones la vista distrae mucho".

-¿Te ha ayudado a desarrollar mejor tu sensibilidad como artista?

"Sí, pero creo que es una compensación. Es más fácil cuando puedes ver al inicio de una interpretación para comenzar, pero como músico no vidente estoy obligada a hacer lo mismo que los demás. En ocasiones resulta una ventaja, porque estás más concentrado y debes aprender la música inmediatamente de memoria. Es más difícil, pero es mejor".
-En Chile hay una fuerte discriminación con los discapacitados. ¿Cómo es Canadá?

"Tanto en Canadá como Alemania todo es muy abierto. En Canadá hay una excelente política de integración, donde las personas con alguna discapacidad pueden estudiar en escuelas regulares, en las que tienen una ayuda especial con profesores que trabajan con ellos después de clases y los ayudan a transcribir las materias. Gracias a esto, todos se acostumbran a convivir reunidos".

Fuente: Mercurio Valparaíso
ORIENTAR....compartiendo Grandes experiencias de Vida

No hay comentarios:

Publicar un comentario