Loading...

jueves, 26 de mayo de 2011

La intuición¸.•*´¨`*•.¸¸¸.•*´¨`*•.¸¸

La intuición es cualidad femenina del alma¸.•*´¨`*•.¸¸¸.•*´¨`*•.¸¸

Reconocer, valorar e incorporar su guía nos permite ser receptivos a las señales emitidas por el alma. Desestimarla es claramente desprotegerse y amputarse validando la lógica aparente.

En lo vincular rechazar los sentimientos intuitivos es legalizar un espacio de intrusión a “buenos y sensatos consejos “ajenos a nuestro mayor bien retrasando nuestro crecimiento. Llevar a la práctica cotidiana esta vía de conocimiento es enfrentarse a un trabajo constante y persistente. Como conocimiento que nace del tejido del alma requiere la presencia de una actitud de respeto y de escucha y la configuración de un tiempo y espacio de encuentro con esta fuente de sabiduría.

Necesita la presencia de un estado de alerta y una despierta disposición interior a respaldar la conciencia de un sentir que involucra también las respuestas y los reflejos en la dimensión física
El cuerpo es un gran emisor y receptor y sus mensajes son generalmente ignorados o retraducidos en síntomas de desarmonia y enfermedad.

Una observación no crítica, atenta de nuestros procesos vinculares necesariamente deviene en un trabajo de auto indagación.

Crecemos asumiendo nuestras responsabilidades y a partir de este lugar podremos delimitar nuestro propio espacio de trabajo ocupándonos solo de nuestro camino, y permitiendo que cada uno crezca en la tarea de asumir su propio proceso.

Actuar desde la voz interior reclama una creciente y paulatina asunción de manifestarse desde una verdad y transparencia interior frente a las demandas de un mundo que busca y fuerza a organizarse en base a crear conciencias masivas diluyendo toda posibilidad de individuarse en un pensamiento creativo, personal, emanado de las entrañas del Ser único.

El retorno a esta fuente de conocimiento es el descenso a la confianza original donde no hay espacio para condicionamientos ni cultos a pensamientos mayoritarios , donde se legitima la experiencia sentida frente a opiniones intelectuales distantes de los tesoros que ofrece una conciencia que opera en niveles más profundos.

No desestimamos el valor de la mente racional en nuestro quehacer cotidiano pero la reubicamos y la dimensionamos en el lugar que le corresponde como constitutivo del yo inferior que es el vehiculo de la encarnación.

Al destacar el valor del conocimiento intuitivo estamos revalorizando y destacando un aspecto de la vida psíquica que está directamente asociado a la vida del alma quien es la que dirige, direcciona y significa nuestra presencia en el mundo.
Lic. Annamaria Saracco
Psicologa Transpersonal
Orientar...expandiendo Conciencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario